Over 10 years we helping companies reach their financial and branding goals. Onum is a values-driven SEO agency dedicated.

CONTACTS
Oracle

¿Cómo usar tablas externas en Oracle? Ejemplos prácticos

En este tutorial te enseñaremos cómo utilizar las tablas externas en Oracle y cómo pueden ser una herramienta muy útil en el proceso ETL de los data warehouses. Con las tablas externas, podrás acceder a datos almacenados en archivos planos, como si estuvieran en tablas de la base de datos. Esto significa que no es necesario registrar los datos en la base de datos para consultarlos, lo cual facilita el acceso a grandes volúmenes de información. Además, el uso de tablas externas en Oracle permite consultar los datos en paralelo, lo que mejora el rendimiento de las consultas.

Tablas externas en Oracle

Las tablas externas en Oracle son una funcionalidad que permite acceder y consultar datos almacenados en archivos planos, como por ejemplo archivos CSV. Estas tablas externas se utilizan especialmente en el proceso ETL (Extracción, Transformación y Carga) de los data warehouses, donde es común tener que importar grandes cantidades de datos desde diferentes fuentes externas.

Una de las principales ventajas de las tablas externas es que no es necesario registrar los datos en la base de datos. Esto significa que las tablas externas en Oracle se pueden utilizar para consultas sin necesidad de copiar los datos en tablas internas de Oracle. Esto ahorra tiempo y espacio en disco, ya que no es necesario realizar el proceso de carga de datos.

Es importante tener en cuenta que las tablas externas en Oracle no deben utilizarse para tablas de acceso frecuente, ya que su rendimiento no es tan rápido como el de las tablas internas. Las tablas externas están diseñadas para realizar consultas sobre grandes volúmenes de datos, pero no para realizar operaciones de inserción, eliminación o actualización.

Para utilizar las tablas externas en Oracle, es necesario seguir algunos pasos. Antes de crear la tabla externa oracle, es necesario crear un directorio en la base de datos que contenga el archivo que queremos acceder. Luego, debemos otorgar permisos de lectura y escritura a los usuarios que utilizarán la tabla externa in Oracle. Por último, utilizaremos la sentencia CREATE TABLE ORGANIZATION EXTERNAL para crear la tabla externa en Oracle y establecer la estructura y formato de los datos que se van a consultar.

Por ejemplo, supongamos que tenemos un archivo CSV con información sobre clientes y queremos crear una tabla externa oracle para poder consultar estos datos. Primero, creamos un directorio en Oracle para almacenar el archivo y otorgamos los permisos de acceso necesarios. Luego, utilizamos la sentencia CREATE TABLE ORGANIZATION EXTERNAL para crear la tabla externa in Oracle, especificando la ubicación del archivo, el formato de los datos y la estructura de la tabla.

Proceso ETL en data warehouses

El proceso ETL (Extracción, Transformación y Carga) es una etapa fundamental en la construcción y mantenimiento de los data warehouses. Como su nombre lo indica, consta de tres pasos esenciales para integrar y preparar los datos para su análisis. Estos pasos son:

Extracción: En esta etapa se obtienen los datos desde diversas fuentes, como bases de datos operativas, archivos planos, servicios web, entre otros. La extracción puede ser realizada de forma incremental, extrayendo únicamente los datos que han sido modificados o agregados desde la última extracción, o de manera completa, extrayendo todos los datos necesarios para el análisis.

Transformación: Una vez que los datos han sido extraídos, es necesario aplicar una serie de transformaciones para limpiarlos, integrarlos y prepararlos para su análisis. En esta etapa se suelen realizar tareas como cambiar el formato de los datos, eliminar registros duplicados, llenar valores faltantes, calcular nuevas variables, entre otras. La transformación de los datos es fundamental para asegurar su calidad y consistencia.

Carga: Una vez que los datos han sido transformados, se cargan en el data warehouse. En esta etapa, los datos se almacenan en las tablas diseñadas para su análisis, siguiendo una estructura y un esquema predefinidos. La carga puede ser realizada de forma incremental, agregando los nuevos datos a los existentes, o de manera completa, reemplazando los datos antiguos por los nuevos.

Recomendado:  ¿Cómo usar Oracle DATE y sus formatos: ejemplos y más?

El proceso ETL es crucial en los data warehouses, ya que asegura que los datos estén limpios, completos y listos para ser analizados. Las tablas externas en Oracle son una herramienta muy útil en esta etapa, permitiendo acceder a datos en archivos planos sin necesidad de registrarlos en la base de datos, facilitando el proceso de extracción y transformación.

Pasos para crear una tabla externa en Oracle

Para crear una tabla externa en Oracle, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Crear un directorio: Primero, debes crear un directorio en la base de datos Oracle que contenga el archivo que deseas acceder. El directorio se utiliza como una referencia de ubicación para el archivo.
  2. Conceder permisos de lectura y escritura: A continuación, debes otorgar permisos de lectura y escritura a los usuarios que utilizarán la tabla externa. Esto se hace utilizando la sentencia GRANT.
  3. Utilizar la sentencia CREATE TABLE ORGANIZATION EXTERNAL: Luego, debes utilizar la sentencia CREATE TABLE ORGANIZATION EXTERNAL para crear la tabla externa en Oracle. En esta sentencia, debes especificar la ubicación del archivo, el formato de los datos y la estructura de la tabla.

Por ejemplo, supongamos que tienes un archivo CSV con información de clientes y deseas crear una tabla externa en Oracle para poder consultar estos datos. Aquí te mostramos cómo serían los pasos:

  1. Primero, creas un directorio en Oracle utilizando la siguiente sentencia: CREATE DIRECTORY nombre_directorio AS 'ruta_directorio';
  2. Luego, otorgas permisos de lectura y escritura a los usuarios utilizando la sentencia GRANT, por ejemplo: GRANT READ, WRITE ON DIRECTORY nombre_directorio TO usuario;
  3. Finalmente, creas la tabla externa utilizando la sentencia CREATE TABLE ORGANIZATION EXTERNAL, especificando la ubicación del archivo, el formato de los datos y la estructura de la tabla. Por ejemplo:

CREATE TABLE nombre_tabla
(
columna1 tipo_dato,
columna2 tipo_dato,

)
ORGANIZATION EXTERNAL
(
TYPE oracle_loader
DEFAULT DIRECTORY nombre_directorio
ACCESS PARAMETERS
(
RECORDS DELIMITED BY newline
FIELDS TERMINATED BY ‘,’ OPTIONALLY ENCLOSED BY ‘»‘ LRTRIM
MISSING FIELD VALUES ARE NULL
)
LOCATION (‘nombre_archivo.csv’)
)
REJECT LIMIT UNLIMITED;

Una vez creada la tabla externa, puedes consultarla como una tabla normal utilizando sentencias SQL. También puedes crear vistas basadas en la tabla externa para facilitar el acceso a los datos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no se pueden realizar operaciones de inserción, eliminación o actualización directamente en la tabla externa, ya que los datos están ubicados en un archivo externo. Para realizar modificaciones en los datos, deberás hacerlo en el archivo subyacente y luego volver a cargar la tabla externa.

Es fundamental tener en cuenta que las tablas externas no deben utilizarse para tablas de acceso frecuente, ya que su rendimiento no es tan rápido como el de las tablas internas. Las tablas externas están diseñadas para realizar consultas sobre grandes volúmenes de datos almacenados en archivos planos.

Es importante mencionar que pueden surgir problemas al utilizar tablas externas, como no otorgar los permisos de acceso adecuados al directorio, intentar definir restricciones como claves primarias o foráneas en la tabla externa (ya que no se pueden aplicar en archivos externos), o tener problemas con el formato de los datos en el archivo. Por lo tanto, se recomienda tener en cuenta estas consideraciones al utilizar tablas externas en Oracle.

Ejemplo práctico: Creando una tabla externa desde un archivo CSV

Para mostrarte un ejemplo práctico, vamos a crear una tabla externa en Oracle a partir de un archivo CSV que contiene información de productos. Supongamos que el archivo se llama «productos.csv» y tiene las siguientes columnas: ID, Nombre, Precio, y Categoría.

Primero, creamos un directorio en Oracle para almacenar el archivo CSV utilizando la siguiente sentencia:

CREATE DIRECTORY mi_directorio AS '/ruta/directorio';

Luego, otorgamos permisos de lectura y escritura a los usuarios que utilizarán la tabla externa:

GRANT READ, WRITE ON DIRECTORY mi_directorio TO usuario;

A continuación, creamos la tabla externa utilizando la sentencia CREATE TABLE ORGANIZATION EXTERNAL:

Recomendado:  Oracle CONVERT: Functions and Syntax | Convert in Oracle

CREATE TABLE productos_ext (
id NUMBER,
nombre VARCHAR2(50),
precio NUMBER,
categoria VARCHAR2(50)
)
ORGANIZATION EXTERNAL (
TYPE oracle_loader
DEFAULT DIRECTORY mi_directorio
ACCESS PARAMETERS (
RECORDS DELIMITED BY NEWLINE
FIELDS TERMINATED BY ',' OPTIONALLY ENCLOSED BY '"'
MISSING FIELD VALUES ARE NULL
)
LOCATION ('productos.csv')
)
REJECT LIMIT UNLIMITED;

En este ejemplo, la tabla externa se llama «productos_ext» y tiene las mismas columnas y tipos de datos que el archivo CSV. Hemos especificado el directorio «mi_directorio» como el directorio por defecto y utilizamos los parámetros adecuados para especificar el formato del archivo CSV.

Una vez creada la tabla externa, podemos consultarla como cualquier otra tabla utilizando sentencias SQL:

SELECT * FROM productos_ext;

También podemos crear vistas basadas en la tabla externa para facilitar el acceso a los datos. Sin embargo, recuerda que no se pueden realizar operaciones de inserción, eliminación o actualización directamente en la tabla externa, ya que los datos están ubicados en un archivo externo.

Espero que este ejemplo práctico te haya ayudado a comprender cómo crear una tabla externa en Oracle a partir de un archivo CSV. Recuerda adaptar los nombres, directorios y formatos a tus necesidades específicas.

Consultas y creación de vistas con tablas externas

Una vez que has creado una tabla externa en Oracle, puedes consultarla y trabajar con ella de la misma manera que lo harías con una tabla normal. A continuación, te mostraré cómo realizar consultas sobre la tabla externa y cómo crear vistas basadas en ella.

Para realizar consultas sobre una tabla externa en Oracle, simplemente utiliza sentencias SQL normales:

SELECT * FROM tabla_externa;

Esto te devolverá todos los registros y columnas de la tabla externa. También puedes utilizar cláusulas WHERE, JOINs y cualquier otra funcionalidad de SQL para filtrar y manipular los datos según tus necesidades.

Además de las consultas directas, puedes crear vistas basadas en una tabla externa. Una vista es una representación virtual de los datos en la base de datos que puede contener columnas de una o varias tablas. Para crear una vista basada en una tabla externa in oracle, utiliza la siguiente sintaxis:

CREATE OR REPLACE VIEW nombre_vista AS SELECT * FROM tabla_externa;

En este ejemplo, la vista se llama «nombre_vista» y se crea seleccionando todos los datos de la tabla externa. Una vez creada la vista, puedes consultarla de la misma manera que lo harías con cualquier otra vista en Oracle. Ten en cuenta que cualquier cambio en la tabla externa se reflejará en la vista.

Es importante tener en cuenta que, aunque puedes consultar y crear vistas basadas en una tabla externa, no podrás realizar operaciones de inserción, eliminación y actualización directamente en la tabla externa en oracle. Esto se debe a que los datos están almacenados en un archivo externo y no en la base de datos propiamente dicha. Si necesitas realizar cambios en los datos, deberás modificar el archivo externo y volver a cargar la tabla externa para reflejar esos cambios.

Espero que esta información te haya sido útil para comprender cómo consultar y crear vistas con las tablas externas en Oracle. Recuerda que las tablas externas son una herramienta poderosa para acceder a datos en archivos planos sin necesidad de registrarlos en la base de datos, lo que puede facilitar el proceso ETL y mejorar el rendimiento en el análisis de grandes volúmenes de datos.

Limitaciones de las tablas externas

Aunque las tablas externas en Oracle son una herramienta útil, es importante tener en cuenta algunas limitaciones al utilizarlas:

  1. Permiso de acceso al directorio: Para poder acceder al archivo externo, es necesario otorgar permisos a los usuarios para leer y escribir en el directorio asociado. Si no se otorgan los permisos adecuados, no se podrá acceder a los datos y se producirán errores al intentar usar la tabla externa.
  2. Problemas de formato de los datos: Es esencial asegurarse de que el archivo externo esté en el formato correcto y cumpla con las especificaciones de la tabla externa. Si el formato de los datos no coincide con el formato esperado por la tabla externa, es posible que se produzcan errores durante la consulta.
  3. Restricciones: No se pueden aplicar restricciones como claves primarias o foráneas a una tabla externa. Las restricciones solo se pueden aplicar a las tablas internas. Si necesitas aplicar restricciones en los datos, debes hacerlo en la etapa de transformación o en las tablas internas.
  4. Operaciones de modificación de datos: No se pueden realizar operaciones de inserción, eliminación o actualización directamente en una tabla externa. Los datos están almacenados en un archivo externo y no en la base de datos, por lo que cualquier modificación debe realizarse en el archivo y luego recargarse en la tabla externa.
  5. Rendimiento: Las tablas externas pueden ser más lentas en comparación con las tablas internas para consultas y operaciones de acceso frecuente. Esto se debe a que los datos se encuentran en un archivo externo y deben ser leídos desde allí en lugar de estar disponibles de manera directa en la base de datos.
Recomendado:  Guía práctica para administradores de Oracle | Tutorial DBA

Es importante tener en cuenta estas limitaciones al utilizar tablas externas en Oracle. Estas limitaciones no hacen que las tablas externas sean menos útiles, simplemente es necesario tener en cuenta los escenarios en los que son más adecuadas y los aspectos a considerar al utilizarlas.

Las tablas externas en Oracle son una herramienta poderosa para acceder y consultar datos almacenados en archivos planos. Aunque tienen algunas limitaciones, pueden ser muy útiles en el proceso ETL de los data warehouses y en situaciones en las que se necesite acceder y consultar grandes volúmenes de datos sin necesidad de registrarlos en la base de datos.

Problemas comunes al utilizar tablas externas

Cuando se utilizan tablas externas en Oracle, es posible enfrentar algunos problemas comunes que pueden afectar el funcionamiento y el rendimiento de estas tablas. A continuación, mencionamos algunos de los problemas más frecuentes:

  1. Falta de permisos de acceso al directorio: Uno de los problemas más comunes es no otorgar los permisos de lectura y escritura adecuados a los usuarios que accederán al archivo externo. Sin los permisos correctos, no se podrá leer ni escribir en el archivo, lo que generará errores al intentar utilizar la tabla externa. Para solucionar este problema, se deben otorgar los permisos necesarios utilizando la sentencia GRANT.
  2. Errores en el formato de los datos: Es fundamental asegurarse de que el archivo externo tenga el formato correcto y cumpla con las especificaciones de la tabla externa. Si el formato de los datos no coincide con el esperado, se producirán errores al intentar consultar la tabla externa. Para solucionar este problema, se deben revisar y corregir los datos en el archivo externo para que coincidan con la estructura esperada de la tabla externa.
  3. Problemas de rendimiento: Debido a que los datos de la tabla externa se encuentran en un archivo externo, el rendimiento puede ser más lento en comparación con las tablas internas. Esto se debe a la necesidad de leer y acceder a los datos desde el archivo. Para mejorar el rendimiento, se pueden tomar medidas como optimizar el acceso al archivo, utilizar índices y realizar consultas eficientes para reducir la carga sobre la tabla externa.
  4. Restricciones no aplicables: No se pueden aplicar restricciones como claves primarias o foráneas en una tabla externa. Si se intenta definir restricciones en la tabla externa, se producirán errores. Esto se debe a que los datos de la tabla externa están almacenados en un archivo externo y no en la base de datos propiamente dicha. Si se necesitan restricciones, es necesario aplicarlas en la etapa de transformación de los datos o en las tablas internas.
  5. Dificultades en la carga y actualización de datos: La carga y actualización de datos en una tabla externa puede ser más compleja y requiere realizar cambios en el archivo externo subyacente. Esto implica tener que modificar el archivo externo y volver a cargar los datos en la tabla externa. Es importante tener en cuenta este proceso al trabajar con tablas externas y asegurarse de que los cambios en los datos se reflejen adecuadamente.

Estos son solo algunos de los problemas comunes que se pueden encontrar al utilizar tablas externas en Oracle. Es importante tener en cuenta estos problemas y tomar las medidas necesarias para mitigarlos y garantizar el correcto funcionamiento y rendimiento de las tablas externas en oracle.

Recuerda que las tablas externas son una herramienta poderosa para acceder y consultar datos en archivos planos, pero es fundamental comprender sus limitaciones y considerar todas las etapas del proceso, desde la creación hasta la carga y la actualización de datos.

Autor

osceda@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *